Cómo terminar una relación larga de una manera madura

Terminar una relación larga nunca es fácil. No hay “buena forma” de poner fin a una relación que ha durado años. Reducir al mínimo el daño y el dolor en la medida de lo posible es la única manera madura de hacerlo.

Si eres el que decide poner fin a la relación larga, es particularmente difícil. Las relaciones a largo plazo son difíciles de conseguir y aún más difíciles de terminar. Los recuerdos que se comparten, los planes y todos los demás enredos prácticos se deben desenredar.

romper una relacion

¿Seguro que es lo que quieres?

A pesar de cualquier malentendido o problema que puedas tener con su pareja, hay que tener en cuenta que habéis compartido algo precioso. Algo que es tan grande como la vida misma. No te limites a tirar eso sin pensarlo bien antes. Así que antes de poner fin a tu relación larga, primero debes estar seguro de que esto es lo que quieres y que es tu decisión definitiva. Y entonces planificar cómo hacer un corte limpio.

¿Por qué debes terminar una relación larga de una manera madura?

Porque cuanto más violenta y dura sea la ruptura:

  • Más tiempo os costará a ambos seguir adelante. Si quedan cabos sueltos que necesitan ser atados para que el cierre sea total, no podréis seguir adelante felizmente con vuestras vidas. Cuando se discute, en el calor del momento, se dicen cosas por ira o rencor que se pueden lamentar más tarde toda la vida.
  • Más daño os haréis. En una ruptura áspera, la dignidad, la autoestima, y el bienestar mental y emocional de los dos caen en picado. Una ruptura brusca puede ser física y emocionalmente violenta y dejar cicatrices.
  • Mayores serán los costes, especialmente si estáis casados. Piensa: repartir los bienes, dos coches, dos viviendas, batallas de custodia, abogados y mucho más. Más caro cuanto más violenta sea la separación.

Cómo terminar una relación larga de manera madura

  • Tenéis que estar ambos tranquilos. Elegir el momento adecuado es vital, uno en el que los dos estéis tranquilos y estables emocionalmente. Cuanto más relajado sea el estado de ánimo, más difícil será que la ruptura se convierta en algo dramático.
  • Hazlo en persona. Debes tener el valor y la decencia de hacerlo cara a cara por respeto a la otra persona. Nunca rompas una relación a través de correo electrónico, mensajes, fax o una red social. Si te importa tu pareja, le mirarás a los ojos y le darás la mala noticia.
  • Evita publicidad innecesaria. Nunca le digas a amigos o familiares que vas a romper con tu pareja antes de que realmente termine la relación. Es probable que, a causa del cotilleo, tu pareja se acabe enterando antes de que se lo digas tú.